Oración de Sanación para Cuaresma

Oración de sanación para Cuaresma

Padre amado, en el nombre de Jesucristo, Tu Hijo y Nuestro Señor, te confieso como el Dios de mi vida, Aquél que se ha donado en amor a nosotros para nuestra Salvación. Confieso que solo tu Palabra puede traer la vida, la salud y la sanación a nuestros cuerpos y mentes.

En el Nombre de Jesús, envía tu poder sanador a mi vida. Libérame de cuántas heridas haya sufrido al recorrer algunos caminos equivocados en mi vida y haberme dejado conducir por el amor de tu Espíritu.

Tu Palabra dice que Jesús mismo tomó mis enfermedades y las llevó sobre sí (Mateo 8:17). Él, cargó con todas ellas. Por lo tanto, con fe y confianza, me fío de esa Palabra, te entrego todas mis cargas y aflicciones, todas las heridas de mi corazón, toda maldición, todo deseo malsano en mi contra, toda palabra de maledicencia que haya sido pronunciada buscando mi destrucción. Sé mi escudo y mi fuerza reparadora.

Renuncio ahora a todo los poderes de Satanás, a todo su influjo demoníaco que intenta desviarme de los caminos de Dios. Rechazo toda maldad y poder espiritual que los gobernantes de las tinieblas de este mundo hayan lanzado a mi vida. Me sostengo en la Cruz de Jesucristo, quien me lleva a los lugares celestiales en donde ya no puede operar jamás las insidias malignas. Pido a Jesucristo que rompa toda cadena de destrucción que se haya atado a mi alma. Soy tu Hijo Señor, tu propiedad más valiosa. Te entrego cada lugar de mí. Estoy seguro de que, si habito en el lugar secreto del Dios Altísimo y estoy bajo la sombra del Todopoderoso, ningún enemigo podrá doblegarme.

Padre de amor, creo que tu palabra que me dice que, el ángel del Señor acampa a mi alrededor y me libera de toda obra maligna. Ningún mal me sobrevendrá, ninguna plaga de calamidad se acercará a mi morada. Me cobijo bajo tu sombra. Penetro con mi mente y corazón en las profundidades e tu Palabra., la cual permanece en mí y es medicina para mi mente, para mi cuerpo y mi espíritu.

El amor de Cristo Jesús está acercándose ahora a mi vida y quiere operar en mí, sanándome, liberándome, rompiendo todas las cadenas que me ataban al pecado y a la enfermedad. Confío Señor en Ti, en tu Sagrado Corazón, y sé que, por medio de esta oración, estás derramando todo tu poder sanador sobre mi vida, llenándome de una salud integral.
En el nombre de Jesús, lo ruego. Amén.

Oración de Cuaresma

Amado Padre, Tú que eres fuente de sanación, de poder, de milagros, y a quien podemos recurrir con fe en los momentos de debilidad y necesidad, acudimos a ti confiados para que puedas intervenir en la vida de esta persona que la pongo ahora en tu Presencia. Convierte sus debilidades en fortaleza, convierte sus angustias en una esperanza sólida. Que pueda encontrar sentido a su sufrimiento bajo la mirada de tu Palabra. Ten compasión Señor, llena de alegría su vida, tal vez nunca fue amado, nunca fue querido o animado. Llévate el dolor que pueda haber en su corazón. Llénalo de paciencia para que siga luchando por ser mejor. Que pueda acudir a ti en todo sufrimiento. Dale tu toque sanador a su mente, corazón y espíritu. Restaura la plena salud en su hogar para que pueda servir con amor a los suyos y a los demás. Quita todo miedo y duda de su corazón para que el poder del Espíritu Santo pueda actuar en Él, y que tú, Señor, seas glorificado a través de su vida, de sus palabras y acciones.
En el nombre poderoso de Jesucristo. Amén.

Nuevo WhatsApp