Santos Arcangeles Miguel, Gabriel y Rafael

Hoy celebramos los tres arcángeles que honra la Iglesia: San Miguel, San Gabriel y San Rafael. Son los únicos tres ángeles que tienen nombre en las Sagradas Escrituras.

Santo Tomás de Aquino enseña que, a diferencia de los seres humanos, en cuanto seres espirituales, cada ángel es de naturaleza única. Lo que los distingue es su grado de semejanza con Dios y con Su Espíritu Divino; no como los seres humanos que nos distinguimos por nuestras diferencias de rasgos materiales. Sin embargo, se los puede clasificar en grupos, llamados coros, según la similitud espiritual que cada uno comparte dentro de ese grupo y las misiones que Dios les ha encomendado.

Los más cercanos a Dios son los espíritus de los coros superiores, los serafines, querubines y tronos; los más cercanos a los hombres, que se nos parecen más en espíritu, son los coros inferiores. Entre los últimos, se encuentran los arcángeles y los ángeles, que sirven a Dios como mensajeros (en griego, aggelos) mayores y menores hacia los hombres. Conocemos los nombres de tres de los siete arcángeles mensajeros, Miguel, Rafael y Gabriel, mencionados en las Sagradas Escrituras: San Rafael se identifica como uno de los siete que están siempre presentes frente al trono de Dios (Tb 12,15). Los nombres de los otros cuatro arcángeles no nos han sido dados; y la Iglesia prohíbe poner nombre a ninguno salvo a los tres cuyos nombres conocemos por las Escrituras.

¿Qué dice la Biblia acerca de San Miguel?

San Miguel aparece mencionado en varios libros de la Biblia. Primero, en el libro de Daniel, donde se lo nombra como “uno de los Primeros Príncipes” (Dn 10,13). En el libro de Judas, se lo nombra explícitamente como un arcángel.
El libro del Apocalipsis dice:

Entonces se entabló una batalla en el cielo: Miguel y sus Ángeles combatieron con el Dragón. También el Dragón y sus Ángeles combatieron, pero no prevalecieron y no hubo ya en el cielo lugar para ellos. Y fue arrojado el gran Dragón, la Serpiente antigua, el llamado Diablo y Satanás, el seductor del mundo entero; fue arrojado a la tierra y sus Ángeles fueron arrojados con él. (Ap 12,7-9)

En todos, San Miguel es reconocido como un guerrero santo que lucha contra el mal y como jefe de los ángeles (arcángel), responsable de otros ángeles (una porción del noveno coro de ángeles).

¿De quiénes es patrono San Miguel?

Es patrono de los almaceneros, los soldados, los médicos, los marinos, los rescatistas y la policía. Pero lo principal es que es Guardián de la Iglesia, así como se lo presenta en el Antiguo Testamento (Dn 10) como guardián de Israel.

Por último, la Madre Angélica lo eligió como patrono de la Radio de EWTN, al decidir emplazar el primer transmisor de radio de onda corta en el lugar donde el Arcángel se le apareció a ella.

Oración a San Miguel Arcángel

San Miguel Arcángel,
defiéndenos en la batalla.
Sé nuestro amparo contra la perversidad y las acechanzas del demonio.
¡Reprímale Dios, pedimos suplicantes!
Y tú, Principe de la Milicia Celestial,
arroja al infierno con el divino poder
a Satanás y a los demás espíritus malignos
que andan dispersos por el mundo
para la perdición de las almas. Amén.

¿Qué dice la Biblia acerca de San Gabriel?

El Libro de Daniel menciona a dos arcángeles: Miguel y Gabriel. En el Antiguo Testamento, San Gabriel interpreta las visiones de Daniel.

Sin embargo, por lo que más se conoce a San Gabriel es por el papel que juega en el Nuevo Testamento. Zacarías, un sacerdote judío, y su esposa Isabel no habían tenido hijos, e Isabel ya era una persona mayor para concebir. San Gabriel se apareció a Zacarías cuando este estaba quemando incienso en el Templo y le dijo: “No temas, Zacarías, porque tu petición ha sido escuchada; Isabel, tu mujer, te dará a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Juan” (Lc 1,13). Sin embargo, Zacarías dudó, por lo que el arcángel le replicó: “Yo soy Gabriel, el que está delante de Dios, y he sido enviado para hablarte y anunciarte esta buena nueva. Mira, te vas a quedar mudo y no podrás hablar hasta el día en que sucedan estas cosas, porque no diste crédito a mis palabras, las cuales se cumplirán a su tiempo” (Lc 1,19-20). Este niño que tuvieron Zacarías e Isabel es Juan el Bautista.

San Gabriel es quien se aparece a María en la Anunciación:

Al sexto mes fue enviado por Dios el ángel Gabriel a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David; el nombre de la virgen era María. Y entrando, le dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.» Ella se conturbó por estas palabras, y discurría qué significaría aquel saludo. El ángel le dijo: «No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios; vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús.

El será grande y será llamado Hijo del Altísimo, y el Señor Dios le dará el trono de David, su padre; reinará sobre la casa de Jacob por los siglos y su reino no tendrá fin.»
María respondió al ángel: «¿Cómo será esto, puesto que no conozco varón?» El ángel le respondió:

«El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el que ha de nacer será santo y será llamado Hijo de Dios. Mira, también Isabel, tu pariente, ha concebido un hijo en su vejez, y este es ya el sexto mes de aquella que llamaban estéril, porque ninguna cosa es imposible para Dios.» Dijo María: «He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.» Y el ángel dejándola se fue. (Lc 1,26-38).

¿De qué es patrono San Gabriel?

San Gabriel es patrono de quienes trabajan en telecomunicación, quienes trabajan en radio, los empleados postales y los mensajeros.

¿Qué dice la Biblia acerca de San Rafael?

En el libro de Tobías, uno de los libros deuterocanónicos de la Biblia, San Rafael viaja con un hombre llamado Tobías, presentándose como un pariente de este. San Rafael ayuda a Tobías de dos maneras. Primero, libera a una joven, Sarah, de una atadura espiritual. Ella se había casado siete veces y un demonio había matada a cada uno de los esposos en la noche de bodas. Luego Tobías se casa con Sarah, con la ayuda de San Rafael. San Rafael también devuelve la vista al padre de Tobías, Tobit, que se había quedado ciego.

En íconos se representa a San Rafael sosteniendo un pescado: el símbolo del pescado es un signo del papel que desempeña San Rafael en la sanación spiritual y material.

¿De qué es patrono San Rafael?

Es patrono de los viajeros, los ciegos, los enfermeros, los farmacéuticos, los médicos y las personas enfermas.

Nuevo WhatsApp